Anilla la de ronda – en el cielo

Deze post is 383 keer bekeken.

Ana Amaya Molina ( 1855 – 1933) (cuyo nombre artístico era Anilla la de Ronda y más comúnmente, Aniya la Gitana), nació en Málaga en 1855 donde más tarde comenzaría su carrera como cantaora y guitarrista gitana y donde compartiría escenario con Antonio Chacón y la cantaora Paca Aguilera, entre otros. En su tierra natal actuó en los cafés cantantes Fornos, La Primera de Ronda, y El Pollo, donde se cuenta que conoció a Antonio Chacón, y a la cantaora rondeña Paca Aguilera, con los que volvió a coincidir, en 1890, en el Café de Chinitas, de Málaga. Otras anécdotas en su vida que dan razón a sus valores artísticos, son los siguientes: Pastora Imperio en su primera actuación en el Teatro Español, de Ronda, solicitó insistentemente conocerla, regalándole una bata de cola; la Reina Victoria Eugenia, con motivo de una fiesta íntima para la familia real, en la que cantó Anilla la de Ronda, obsequió a la artista con un mantón de Manila; y Federico García Lorca la citó, entre otras figuras del cante, en su conferencia “Importancia Histórica y artística del primitivo cante andaluz llamado Cante Jondo” leída en Granada en 1922. En 1930, con setenta y cinco años, fue la figura más admirada de la Semana Andaluza en la Exposición de Barcelona, que tuvo lugar en el Pueblo Español de la ciudad condal, acaparando la atención de la prensa y del público, y cantando y bailando acompañada a la guitarra por Ramón Montoya. Entre los muchos reportajes que con tal motivo le dedicaron, creyendo que contaba ochenta y ocho años, destaca el aparecido en Estampa (24 de junio de 1930), firmado por D. José Benavides, en el que se narran algunos de sus recuerdos, como su dedicación al contrabando en su mocedad, sus éxitos en los cafés cantantes sevillanos, entre ellos El Burrero, y el Siete Revueltas de Málaga, así como con el torero Lagartijo y con el general Contreras. Fue sin duda, un ejemplo de lucha por conseguir la igualdad de la mujer en el arte de tocar una guitarra, ya que fue una de las pioneras en conseguir subir a los escenarios acompañándose de una guitarra. Murió a los 78 años de edad en Barcelona en 1933 después de haber sido una figura admirada como artista a lo largo de su vida.

Deel dit item met je vrienden

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on print
Print