Sammy Davis Jr. – en el cielo

Deze post is 468 keer bekeken.

Samuel George “Sammy” Davis Jr. (8 de diciembre de 1925 – 16 de mayo de 1990) fue un cantante, músico multi-instrumentista vibráfono, trompeta y batería), bailarín, actor y comediante Americano. Nació en Harlem, Nueva York, hijo de Elvera Sánchez, que era una bailarina de Cuba, y de Sammy Davis, Sr., un artista afroamericano; los dos formaban pareja de baile de vodevil. Durante sus primeros tres años estuvo básicamente a cargo de su abuela y, cuando sus padres se separaron, para no perder su custodia, el padre se lo llevó de gira. De él y de su tío Will Mastin aprendió a bailar, terminando por formar con ellos el Will Mastin Trio. Aunque constantemente protegido por Mastin y su padre de los ataques racistas, durante su alistamiento en el ejército norteamericano en el periodo de la Segunda Guerra Mundial, Davis sufrió inevitablemente el ser objeto de fuertes prejuicios raciales. Esta situación, constante a lo largo de buena parte de su carrera, consiguió ser suavizada por su talento artístico, mediante su participación en un grupo de espectáculo dentro del ejército. Después de la guerra, Davis retomó su carrera en el mundo del espectáculo. Él continuó actuando con el Will Mastin Trio, como la estrella principal y también debutó como solista, cantando en clubs nocturnos y registros de grabación. Su carrera tuvo un ascenso en 1947 cuando el trío abrió la presentación de Frank Sinatra (con quien Davis mantendría desde entonces una amistad de toda la vida con colaboración artística constante) en el Teatro Capitol en Nueva York. Siguió una gira con Mickey Rooney, al igual que una actuación que llegó a oídos de Decca Records, que firmó con Davis un contrato de grabación en 1954. Ese mismo año, conduciendo hacia Los Ángeles donde debía grabar una banda sonora, Davis sufrió un accidente automovilístico y resultó gravemente herido y perdió un ojo, lo que lo obligó a utilizar una prótesis, un ojo de vidrio, durante el resto de su vida. Durante su recuperación, reflexionó sobre su vida y se convirtió al judaísmo poco después al encontrar puntos comunes entre la opresión experimentada por las comunidades afroamericanas y las judías. La lesión de Davis no detuvo su ascenso. En 1955 sus dos primeros discos, “Actuación Sammy Davis Jr”. y “Sammy Davis Jr. canta sólo para los amantes”, fueron reconocidos por la crítica. El éxito comercial obtenido lo condujo a actuaciones estelares de cartel en Las Vegas y Nueva York, así como a actuaciones en películas y en programas de televisión, entre ellos Anna Lucasta (1958, con Eartha Kitt), Porgy and Bess (1959, con Dorothy Dandridge y Sidney Poitier) y The Frank Sinatra Show (1958). Alrededor de este tiempo Davis hizo su debut en Broadway, fue protagonista en el exitoso musical de 1956 Mr. Wonderful, junto a los miembros de su familia y otra bailarina legendaria, Chita Rivera. En 1960, Davis era una estrella por su propio derecho. Pero también era un miembro del legendario Rat Pack, compuesto por Sinatra, Dean Martin, Peter Lawford y Joey Bishop , las superestrellas fiesteras de las escenas de los clubs nocturnos de Las Vegas y Los Ángeles. Davis apareció con miembros de la pandilla en las películas Ocean’s Eleven (1960), 3 Sargents (1962) y Robin y las 7 Campanas (1964). Davis también tuvo un papel destacado en películas fuera de la pandilla, incluidas Un hombre llamado Adam (1966), donde tiene el papel nominal frente a Louis Armstrong y donde debutó su protegida la bailarina y cantante Lola Falana o en el inolvidable film musical de Bob Fosse Sweet Charity (1969) con Shirley MacLaine, en el que Davis apareció como un carismático cantante y gurú. El icónico intérprete también publicó un flujo constante de álbumes en Decca y Reprise (Davis fue el primer artista que firmó para la segunda discográfica, que fue lanzada por Sinatra). Davis fue nominado para el Grammy a Mejor Canción del Año por la canción “What Kind of Fool Am I ?”, que alcanzó el Top 20 de la las listas de éxitos Billboard también. Lo acompañaba en el escenario con actuaciones en directo para ganarse los honores, como se ha visto con su actuación durante su nominación al premio Tony en 1964 por su musical Golden Boy . En 1966, el artista recibió a su propio programa televisivo de variedades de corta duración, The Sammy Davis Jr. Show. Años después, fue el anfitrión de nuevo en el programa de entrevistas Sammy y la compañía, a partir de 1975-77. A pesar de su estilo de vida libre, acomodado y de playboy, continuaba teniendo que soportar los prejuicios raciales, lo que llevó a Davis a utilizar su fama para fines políticos. Durante la década de 1960 participó activamente en el movimiento por los derechos civiles, participando en la marcha de 1963 en Washington y negándose a actuar en salas de baile y clubs nocturnos racialmente segregados, por lo que se acredita como uno de los principales impulsores de la integración en Las Vegas y Miami Beach. Davis también desafió a la intolerancia de la época al casarse en 1960 con la actriz sueca May Britt en un momento en que los matrimonios interraciales estaban prohibidos por la ley en 31 estados. (el Presidente John F. Kennedy, de hecho, pidió que la pareja no apareciese en su toma de posesión, para no enfadar a los blancos del Sur). A lo largo de las décadas de 1970 y 80, el polifacético Davis continuó su prolífica producción. Mantuvo su carrera musical, lanzando álbumes hasta los últimos años 70 y consiguiendo su primer # 1 hit discográfico en 1972 con “Candy Man”. Davis apareció en películas como Los locos del Cannonball (1981), con Burt Reynolds y Roger Moore o Tap (1989), con Gregory Hines . También fue un invitado en una amplia variedad de programas de televisión, incluyendo el Tonight Show , The Carol Burnett Show , All in the Family y The Jeffersons, así como las telenovelas Hospital General y Una vida para vivir. Davis actuó otra vez en Broadway durante el verano de 1978 en La parada del Mundo – Me quiero bajar , aunque algunas críticas no fueron amables. Mientras tanto su carrera continuó, con el intérprete embarcándose en una alabada gira con Sinatra y Liza Minnelli a finales de los 80, cuando la salud de Davis comenzaba a deteriorarse. Davis era un fumador empedernido, y en 1989 los médicos le descubrieron un tumor en la garganta. Ese año dio la que sería su última actuación, en el casino de Harrah en Lake Tahoe. Poco después, Davis se sometió a terapia de radiación. Aunque la enfermedad parecía estar en remisión, se descubrió más tarde que había resurgido. Antes de su muerte fue honrado por una serie de sus compañeros, en un homenaje de televisión. El 16 de mayo de 1990, Sammy Davis Jr. falleció en su casa de Beverly Hills, California, por complicaciones de su cáncer de garganta, a la edad de 64 años. Fue sepultado en el cementerio “Forest Lawn Memorial Park Cemetery” en Glendale, California al lado de su padre y de Will Mastin. Cuando cerca del final de su vida Sammy Davis Jr. aceptó un premio de la comunidad negra en un evento televisivo, le agradeció a Jesús haberlo hecho posible. El resultado fue de disgusto en la comunidad judía, hasta que Davis dijo que sus palabras fueron por la emoción del momento y que no tenían nada que ver con sus creencias personales. El 18 de mayo de 1990, dos días después de la muerte de Davis, las luces de neón de Las Vegas Strip se apagaron durante diez minutos como un homenaje a él. Le sobrevivieron su esposa, su hija, sus hijos, su hermana, su madre, su abuela, y dos nietos. En 2001 fue honrado con un Grammy póstumo a toda su carrera, el Grammy Lifetime Achievement Award.

 

 

Deel dit item met je vrienden

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on print
Print