Celia Cruz – en el cielo

Deze post is 42 keer bekeken.

Úrsula Hilaria Celia de la Caridad Cruz Alfonso (21 de octubre de 1925 – 16 de julio de 2003) fue una cantante cubana y una de las artistas latinas más populares del siglo XX. Úrsula Hilaria Celia de la Caridad Cruz Alfonso nació el 21 de octubre de 1925 en la calle Serrano 47 del barrio Santos Suárez de La Habana, Cuba. Su padre, Simón Cruz, era bombero ferroviario, y su madre, Catalina Alfonso Ramos, ama de casa que cuidaba de una familia extensa. Celia era una de las mayores de los catorce hijos, incluidos sus tres hermanos, Dolores, Gladys y Bárbaro, y cantaba canciones de cuna para dormirlos. También cantó en el colegio durante los actos cívicos del viernes y en el conjunto de su barrio, Botón de oro. Después del bachillerato, ingresó en la Escuela Normal de Maestros de La Habana con la intención de convertirse en maestra de literatura. A partir de 1947, Cruz estudió solfeo, canto y piano en el Conservatorio Nacional de Música de La Habana. Un día su primo la llevó a la emisora ​​Radio García-Serra de La Habana, donde participó del programa de radioaficionados “Hora del té”. Era la primera vez que usaba un micrófono y cantó el tango “Nostalgia” y ganó un pastel como primer premio por su interpretación. También cantó en otros programas de radioaficionados como La suprema corte del arte, siempre ganando el primer premio. La gran oportunidad de Cruz llegó en 1950 cuando Myrta Silva, la cantante de la cubana Sonora Matancera, regresó a su natal Puerto Rico. El 15 de diciembre de 1950 Cruz grabó sus primeras canciones con el grupo, las cuales fueron un rotundo éxito. Su “matrimonio musical” con la Sonora Matancera duró quince años. En total, Celia grabó 188 canciones con la Matancera, entre éxitos como “Cao cao maní picao”, “Mata siguaraya”, “Burundanga” y “El yerbero moderno”. Ella ganó su primer disco de oro por “Burundanga” e hizo su primer viaje a los Estados Unidos en 1957 para recibir el premio y actuar en St. Nicholas Arena, Nueva York. El 15 de julio de 1960, luego de la Revolución Cubana, se firmó un contrato para Sonora Matancera en México. Ese mismo año, el 14 de julio, Cruz se casó con Pedro Knight en la oficina de registro después de un romance que duró varios años. En 1965 Cruz culminaría unos vertiginosos quince años con la Sonora Matancera. Cruz comenzó una carrera en solitario y su esposo Pedro Knight decidió dejar su puesto en Sonora Matancera para convertirse en su representante de ventas, arreglista y director personal. Durante este tiempo, Cruz se convirtió en ciudadano estadounidense. En 1990 Cruz logró regresar a Cuba. Aunque anteriormente había realizado presentaciones musicales en películas mexicanas y cubanas, Celia debutó en 1992 como actriz en la película estadounidense Mambo Kings, telenovela Valentina (1993), La familia Pérez (1995), El alma no tiene color (1997). En marzo de 2003, la cadena de televisión en español Telemundo rindió un homenaje especial en honor a Cruz, ¡Celia Cruz: Azúcar! Durante una presentación en México en 2002, Cruz sufrió un accidente de salud. Como resultado, se descubrió que padecía glioma (un tumor cerebral muy agresivo) y se sometió a una cirugía para extirparlo a fines de ese año, antes de intentar retomar su carrera artística. Grabó su último disco titulado Regalo del Alma. En la tarde del 16 de julio de 2003, Cruz murió en su casa en Fort Lee, Nueva Jersey, a la edad de 77 años.

Deel dit item met je vrienden

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on print
Print